Caja


Se cansó del dolor en su corazón, se agotó de los puñales clavados en él. Ahora lo guarda en una caja de cristal, todas las mañanas antes de salir de casa se lo arranca del pecho de un sólo tirón y aún goteando sangre lo deposita en la caja, la cierra y lo mira latir lentamente. Así no le harán daño, ha construido un escudo contra el dolor llenando su pecho de vacío. Todas las noches cuando llega a casa lo ve agotado, le cuesta latir, lo saca rápidamente de la caja, se lo vuelve a colocar en el hueco y vuelve a sentir todo lo que le da miedo, vuelve el dolor porque vuelve a ser real.  Se ha dado cuenta que la grieta que se abre en su pecho cada día es más grande, piensa, busca una solución, tiene miedo que un día el corazón lleno de tanta soledad deje de latir y ya no tenga remedio. Hoy se levanta, y ve la caja, hoy ya no quiere guardar su corazón, hoy se introduce él dentro y cierra la tapa. Ya no tiene miedo, ahora nos mira a todos pasar guardado en su caja de cristal.

Anuncios

Acerca de Julio Muñoz

He escrito tanto sobre mí que poco a poco me estoy convirtiendo en palabras, por eso, búscame en ellas. Ver todas las entradas de Julio Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: