Experiencia



Abrió los ojos y miró a su lado. Lo encontró tendido, dormido, desnudo e indefenso. Le observó detenidamente como sólo puede mirar una persona que te conoce hasta las entrañas, le sintió lejano, en los pocos centímetros que les separaba se había instalado un frío glaciar. Comenzó a tocar su piel con la punta de los dedos sin sentir nada. En su interior una pregunta que hacía mucho tiempo se le repetía:

-¿Por qué sigues aquí?

Era como si la voz de su niño interior le avisara de algo que nunca quiso oír. Él sabía que no lo quería, pero quería quererlo, la experiencia adquirida a lo largo de dolorosas relaciones le afirmaba que eso no era posible, con querer no es suficiente.

No quería hacerle daño, sabia que lo estaba haciendo daño. La persona que dormía junto a él si lo quería, tanto que a él lo atemorizaba, lo paralizaba, lo dejaba en blanco.

Anuncios

Acerca de Julio Muñoz

He escrito tanto sobre mí que poco a poco me estoy convirtiendo en palabras, por eso, búscame en ellas. Ver todas las entradas de Julio Muñoz

One response to “Experiencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: