Archivo de la etiqueta: En cadena

NADA

  • Toda esta nada es todo lo que nadie te podrá dar.
  • Nada, luego todo.
  • Nadie nos trae nada para tenerlo todo.
  • Tan todo que no abarcas nada.
  • No me debo nada, lo mío me ha costado.
  • A la espera de Nada, siempre impuntual, como nadie.
  • Hoy no me sirvo para nada.
  • Nada, eso es todo.
Anuncios

Sin un ayer que olvidar

Aquí les dejo una colaboración con Ester Marfer ( @jEsterSoy ), de nuevo volvemos a escribir juntos (desde “Mundos paralelos” no lo hacíamos) y otra vez hemos utilizado Twitter como una herramienta de inspiración, creando desde el rincón que nos dejan los mensajes directos (DM)   el primer  “Encadenados”, idea que es original de @sea_breve  “Cadáver exquisito”                ( http://seabreveporfavor.com/ ) que consiste en escribir un tuit cada uno llevando la historia a un escrito, poema o como se quiera llamar.

Como siempre, un placer compartir letras con Ester. Sin más explicaciones les dejo con el primer “Encadenados”. Al final del post encontraran una dirección para descargarse el escrito en pdf. Gracias por leer.

“Encadenados”

Sin un ayer que olvidar

Antes de olvidar el nombre de ella, lo escribió profundo en la corteza de un árbol, por cada letra, una lágrima que reflejaba su rostro.

El viento hacía crujir las ramas, al compás de su maltratado corazón,
deshojándolas sobre su abatido ser.

Algún día dejará de ser, olvidará todo lo que le hizo estremecer, algún día será
silencio, el vaivén de la hoja que no llega a caer.

No albergará nombres en sus ojos y dejará de acariciar imposibles; será incógnita en un futuro sin presente.

Un presente sin ayer, un lugar sin posición, una lágrima sin sentido, un dolor sin razón, una vida olvidada en la corteza de un árbol.

Y llegarán los otoños, disfrazados de tormentas y vendavales, a despojarlo de
hojas y ropas. Llegarán en un adiós eterno, sin vida.

Julio Muñoz & Ester Marfer

Pincha aquí  para descargar el pdf. 

Desnudos

Para empezar, imaginaremos un silencio que nadie pueda romper y lo atravesaremos desnudos, hasta ahogarnos en él.

Convertiremos los suspiros en gemidos, haciéndonos inmensos, eternos, derramándonos por nuestros respectivos abismos.

Abriste la boca y entraste en erupción, fuiste el volcán más bello, tu fuego fue cegador.

Fundidos el uno con el otro, para conocernos mejor, para olvidar el dolor.

Fuimos noche y nunca más despertamos.

 


Silencios

 

  • Si te lo digo es para ahorrarme el silencio.
  • A un silencio de olvidarnos por completo.
  • Silencios por compasión, pero con pasión.
  • Ni tu voz me rescata de este silencio.
  • El tigre llora colmando el lago de sombras, en su reflejo puede ver dos lágrimas de cristal que rompen el silencio de la oscura noche.
  • El grito más profundo y doloroso es un silencio bien dicho.
  • Quiero que me hagas ruido, hoy no hay espacio para los silencios.
  • No quiero repetirme, por eso te hablo, los silencios están muy manidos.
  • Una hoja que nunca cae, una gota que nunca llega, un silencio que nunca calla, una soledad que nunca acaba, un quizás que nunca aparece.
  • Tus silencios son el acorde que nos falta para completar nuestra canción.
  • Aún flotas en esa melodía eterna, tienes miedo a quedarte en silencio.
  • No tengo respuesta para tu silencio.
  • En algún lugar se encuentra tu voz, sólo debes buscar en silencio, el ruido le asusta.
  • La sirena sigue varada en el silencio, no hay nadie que la cante al oído.
  • Las teclas del piano dejaron de creer en sus dedos y quedaron en silencio.
  • Nadie como tú para bailarme los silencios.
  • -¿Qué estás mirando? -A ti, que me hablas. La estatua calló y se deshizo entre silencios.
  • Escribo, pero sólo me salen silencios, por eso no lo leen.
  • He perdido los papeles, en ellos te había escrito los mejores silencios que tengo.
  • Se pintaba los labios con silencios.
  • Sentado en su propio abismo viéndose caer, nunca hubo tanto silencio.
  • Las palabras nunca son exactas, los silencios si.
  • En cada nota de piano dejaba el alma, en cada silencio ardía por dentro, al final, se hizo cenizas junto a su música.
  • Elevas los silencios hasta hacerlos inaudibles.
  • Deconstruyendo todos tus silencios para encontrar el mensaje.
  • Silencios que miran a los ojos, palabras que apuñalan por la espalda.
  • Tus silencios se hacen noche porque no tienen quien les escuche.
  • Silencios que cortan el aire.
  • Tus ojos se quedaron en silencio y vieron florecer el fin del mundo.
  • No creo en los silencios tibios, deben ser silencios pasionales, que alboroten todas las creencias.
  • A un silencio de olvidarnos por completo.
  • Se hace silencio al escribir.

Duermes

Duermes, y bajo la almohada guardas las soledades que acompañaron tu día.

Duermes sin saber que alguien se desvela por saber de tus sueños, por ser tus sueños.

Duermes besando los sueños que cada día duermen conmigo.

Duermes esperando que te despierten antes de morir.

Duermes viajando siempre al sur, rodando montaña abajo.

Duermes ajeno a la vida tras el cristal, en paz, duermes.

Duermes por miedo a despertarte.

Duermes, pero el sol ya se enreda en tus ojos.

Duermes ¿Seré yo el que te despierte?


Mar

  • El tiempo es como ese río que no tiene mar para desembocar, infinito, sólo nos queda luchar por no dejarnos arrastrar.
  • Últimamente todos acabamos ahogados en el mismo mar aunque veamos diferentes horizontes.
  • Nadie calma mi mar, nada naufraga en mis mareas.
  • Espero tu mejor marea para lanzarme de cabeza.
  • El mar rompe en tus pies mientras me ahogo en tus recuerdos.
  • Quemar en calma.
  • Déjenle llover, nunca vio el mar.
  • Mar que teme amar, mar sin marea.
  • Yo el mar abarco.
  • Soy naufrago sin mar.
  • Tu ola me marea, no acaba de romper.
  • Sabía bailar con el mar, de puntillas elevaba las olas enroscándolas en su cuerpo, y como gran final, se convertía en espuma.
  • Necesito escribir del mar sin ahogar mis palabras.
  • A medio camino de ahogarme en tu mar.
  • Que te devuelvan el mar, se te ve muy seco.
  • Huir al mar sin que te ahogues en el camino.
  • Mi mar es tu niebla.
  • Aprendiste del mar a venir y marchar, mientras te mareas, yo aprendo a nadar en ti.
  • El llanto se hace sal y desemboca en el mar.
  • El mar esta agotado, hace mucho que nadie le llueve.
  • Rompes olas mientras te mareas.
  • No es mar si no marea.
  • Contienes el mar en los ojos, tu mirada, fuerte oleaje.
  • Se acostó con el mar y despertó en llamas.
  • Ya no me regalas olas, tu marea es sólo despedida.
  • Enséñame un mar nuevo, este ya esta seco.
  • Un cuento que comience en el mar y naufrague en tu boca.
  • Cansada de ver las olas romper, enrollo el mar y lo subió a una montaña, desde allí lo dejó caer formando una inmensa cascada azul.
  • A otro mar con esa luna.
  • El mar se rompe en miles de islas desiertas.
  • Soñó con el mar y despertó desierto.
  • No hay mar que cien lunas dure.
  • El mar tocó fondo.